Lo siento, no hay entradas que coincidan con tus criterios de búsqueda.
Paso a paso / 12.05.2019

Da igual cuál sea el tamaño de tu casa. Grande, mediana o pequeña. Una cajita de cerillas, un piso de lo más normal o incluso un pseudopalacete (ja, ¿pero esos existen de verdad?). A la hora de decorar, hay siempre un primer obstáculo que salvar: ¿cómo puedo distribuir el espacio en mi casa? Esto es evidente en los proyectos más grandes. En una reforma integral, por ejemplo, la redistribución del espacio es la clave sin la cual es imposible abordar el resto del proceso. Pero también ocurre en los proyectos más modestos. Decorar una habitación desde cero o incluso algo tan sencillo como reubicar los muebles del salón exige pensar primero en cómo queremos utilizar el espacio. Y para eso, para aprovechar al máximo cada centímetro en casa, hay dos herramientas infalibles: los planos a escala y la zonificación. Qué son los planos a escala Hace unos días os contaba en Instagram que...